• STABAT MATER

    Visitadores de enfermos

La muerte no es el fin

Para los católicos la muerte no es el fin sino el proceso de separación entre el cuerpo y el alma, por el cual el cuerpo muere mientras que el alma se pone en la presencia de Dios para ser juzgada en el Amor. Hablamos de morir bien cuando nos referimos a morir cristianamente, es decir reconciliados con Dios y con el prójimo, en paz, habiendo recibido los últimos Sacramentos y entregando el alma a Dios, diciendo desde el corazón: Perdón, Gracias, Confío, Espero y Amo. 

A los cristianos la muerte no nos atemoriza, la afrontamos con serena esperanza en Aquel que venciendo a la muerte partió la historia de la humanidad en un antes y un después, Jesucristo el Hijo de Dios. El resucitó y sabemos que los que crean en El también lo harán y vivirán para siempre «Yo soy la Resurrección y la Vida, todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás» Jn 11,25.

La Confesión

Examen de conciencia (para imprimir)

Examen de conciencia para un anciano (para imprimir – audio)

Examen de conciencia en la enfermedad (para imprimir – audio)

La Eucaristía

La Unción de los enfermos

El Viático

Oraciones durante la enfermedad

Para imprimir

Translate »